Newsletter

fuentes RSS

No se han añadido fuentes RSS

Cómo identificar parabolts en mal estado.

Cuando encontramos un parabolt no tenemos ni idea si está bien, mal o simplemente feo. La realidad es que los parabolt pueden fallar por fatiga del metal, oxidación, colocación inadecuada o procesos internos no visibles como la ruputura por corrosión debida al estrés (SCC - Stress Corrossion Cracking) ocurrida por reacciones químicas en microfisuras del metal. Mientras que el diseño y construcción de los modernos parabolt hacen que esto sea algo poco común no ocurre lo mismo en vías de la década pasada o en anclajes antiguos con pequeño diámetro. Indentificar estos parabolts pueden ayudarte a evaluar el riesgo de chapar y afrontar el siguiente movimiento. He estado reequipando durante 30 años y he reemplazado al menos 1000 parabolts. Algunos viejos parecían perfectos mientras que otros se rompieron con un tirón de la cuerda. Conocer las diferencias puede salvarte la vida.

 

Parabolts malos

1/4" climbing bolt loose rock sport

Un parabolt 1/4" arrancado de la pared. Foto: Bruce Hildenbrand/Clint Cummins

Un parabolt puede ser malo porque la roca es mala, el parabolt es malo o, si realmente no es tu día, porque ambos son malos. A gran escala, la fuerza de compresión (la fuerza que puede soportar la roca sin romper) varía con el tipo de roca. El granito tiende a ser la más fuerte, soportando fuerzas de entre 5.000 y 15.000 Kg. La arenisca en buenas condiciones puede soportar entre 370 y 7400 Kg. Y los valores típicos de la caliza están entre 370 y 1.800 Kg. En general, hay que tener precaución si la roca alrededor del parabolt se ha roto. Si es el caso, fisuras internas en forma de tela de araña podrían alcanzar al parabolt o la roca circundante. Golpear con un martillo o mosquetón para comprobar si suena a hueco puede ser una buena comprobación de la solidez.

Aveces, la tuerca puede aflojarse y dejar a la plaqueta suelta permitiendo que gire. En este caso apretarla con los dedos puede hacer al parabolt adecuado para el uso en ese momento. Llevar una llave puede ayudar en estas circunstancias. Apriétala sólo hasta que sea significativamente más difícil seguir moviendo la llave que antes para evitar sobrepasar el límite de elasticidad y con ello fatigar el metal o incluso romperlo.

If the bolt sticks out of the rock and cannot be tightened, place a wired stopper between the hanger and the rock to reduce leverage and increase strength. Clip the wire, not the hanger, and climb carefully, as falling on it may be dangerous. As with any suspect bolt, using a load-limiting device such as a Screamer might help. If there is a traditional gear placement available as a back-up, put in some extra gear.

Si el parabolt sobresale de la roca y no se puede apretar, utiliza el cable de un fisurero para asegurarte lo más cerca posible de la roca y reducir la palanca. Chapa el fisurero y escala con precaución porque la caída podría ser peligrosa. En cualquier anclaje sospechoso o de clásica podemos usar una disipadora en el chapaje para amortiguar la caída e incluso añadir algún anclaje flotante más.

 

Malas plaquetas

Homemade rock climbing bolt hanger sport

Plaqueta casera. Foto: Bruce Hildenbrand/Clint Cummins

En algunos casos, el parabolt está bien pero la plaqueta no. El primer paso para juzgar la fiabilidad de las plaquetas es identificar el fabricante. Muchas producidas antes de mediados de los 80 pueden ser sospechosas. Hay dos concretamente con las que tener cuidado: plaquetas planas (generalmente caseras) y las SMC (alargadas).

Mezclar metales (parabolt de acero inoxidable con plaqueta de acero zincado) puede acelerar el deterioro. El acero inoxidable tiene un color gris aburrido mientras que el zincado es un color plata brillante. En cualquier caso siempre usaremos el mismo metal para ambos con preferencia al acero inoxidable ya que tiene una mayor durabilidad. El conjunto ideal es parabolt y plaqueta ambos en acero inoxidable y de marcas prestigiosas como Fixe, Petzl, Metolius o Climb Tech.

Rotura del parabolt

Los escaladores americanos usaron por primera vez parabolts en los años 30. Desde entonces, nuestra tecnología ha evolucionado, pero muchos parabolts originales están aún en su sitio. 

Intentos de reequipación

Stainless Steel ASCA 3/8" Rock Climbing Bolt

Parabolt fiable SS ASCA 3/8". Foto: Bruce Hildenbrand/Clint Cummins

A través de los esfuerzos de la UIAA y otros fondos, ha habido grandes avances en el desarrollo de buenas prácitcas. Las iniciativas estadounidenses de reequipación han involucrado a la American Safe Climbing Association, la American Alpine Club y la Access Fund's Anchor Replacement Fund. Estas organizaciones y un pequeño grupo de dedicados reequipadores han aumentado enormemente el uso de material más seguro y duradero. Muchas zonasy webs de escalada tienen sistemas para informar de parabolts y plaquetas sospechosas. Tomarse un tiempo para informar en las asociaciones locales, en Mountain Project o en www.badbolts.com es un importante servicio a la comunidad de escaladores.

Tamaños de los anclajes según época

Parabolts de 0,64 cm.

1/4" bolt sport rock climbing SMC

Photo: Greg Barnes

Fueron populares desde los años 50 hasta mediados de los 80, los "cuarto de pulgada" venían en tres formatos diferentes. El más popular el Rawl (también llamado split shaft). Es un parabolt de compresión usado tanto con cabeza remachada como con tuerca. Los fabricantes lo diseñaron para roca dura como el granito. Menos populares fueron los de cuña (wedge bolts) y los Star Drivings (los cuales solían llevar una estrella grabada en la punta del parabolt. No sólo el reducido diámetro (0,64 cm.) es lo que hace a estos parabolts peligrosos sino también el tiempo que llevan puestos en la pared.

Parabolts de 0,8 cm.

5/16" bolt Sport rock climbing

Foto: Bruce Hildenbrand/Clint Cummins

A finales de los 80 y principios de los 90 los escaladores usaban parabols Rawl de 0,8 cm. de diámetro con cabeza remachada para equipar. Desafortunadamente, estos tienden a la rotura cuando la cabeza del parabolt contacta con la plaqueta. Estas cabezas tienen la apariencia de medio M&M. Al igual que con los anteriores, debemos evitar confiar nuestra vida a uno sólo de estos.

Parabolts de 0,95 cm.

3/8" buttonhead bolt rock climbing sport fixe

Foto: Casey Zak

Cuando la escalada deportiva explotó en los 80, los parabolts de 0,95 cm. de diámetro se hicieron populares. Los dos diseños más famosos fueron los Wedge y los Powers/Rawl (llamados "de 5 piezas"). Los Wedge (cuña) tenían una varilla roscada larga con tuerca al final. Los Powers se identificaban por la cabeza hexagonal del parabolt con tres rayas grabadas para los zincados y sin ninguna marca identificativa para los de acero inoxidable. 

Meanwhile, 3/8” SS glue-in bolts have found their way to America. Glue-in bolts require more care to install—specifically, cleaning the hole properly and using the correct adhesive. In environments with a lot of water and/or salt, titanium glue-ins are the safest solution to prevent rust and SCC.

Mientras tanto, los anclajes químicos se iban abriendo paso. Estos requerían mayor cuidado en la instalación, concretamente, limpiar bien el agujero y usar el sellamiento químico correcto. En ambientes con mucha humedad y/o sal los sellamientos químicos son la mejor solución para prevenir la rotura por estrés de corrosión.

Parabolts de 1,27 cm.

1/2" bolt rock climbing sport

Foto: Bruce Hildenbrand/Clint Cummins

Estos parabolts de mayor diámetro son usados en ambientes hostiles donde las versiones de titanio resisten mejor la corrosión que el material citado anteriormente o en rutas muy populares en las que los anclajes tendrán que aguantar muchas caídas. 

BRUCE HILDENBRAND en www.climbing.com



Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se publicará)
   Web: (url con http://)
* Comentario:
Código:


Contacte con nosotros

Nuestra línea directa está disponible 24/7

Teléfono:655850243

Póngase en contacto con nuestra línea directa

PayPal


A partir de 150 €